Consejos para sitios extremos. De la selva al desierto

Desierto, Montaña, Selva…..ve preparado

¿Llevas tiempo deseando ver la puesta de sol en el desierto del Sahara?. ¿Cuentas los días para recorrer con tu 4×4 los impresionantes mares de dunas?. ¿Estás preparando una expedición al Kilimanjaro? .¿Ya conoces el Salar de Uyuni? .¿Vas a hacer una ruta por el Amazonas?. ¿Todo tu tiempo libre lo dedicas a viajar?.

Sí estás pensando en sumergirte en una de estas increíbles aventuras, enhorabuena, seguro que será una experiencia fantástica.
Consigue que tus vacaciones, expediciones, safaris, aventuras, las dediques sólo a eso: a experimentar, a disfrutar, a reír, a vivir…

Pero no olvides ir bien equipado

El desierto es mágico pero quema de día y hiela por la noche. No olvides llevar pantalones y camisas de algodón. La transpiración de tu ropa es importantísima. Botas adecuadas para caminar por el desierto y sombreros de ala ancha son completos imprescindibles.

El Kilimanjaro siempre ha sido motivo de adoración. Su formación rocosa emergida de la llanura provoca una gran curiosidad por explorar. Pero su gran altitud hace necesaria una aclimatación. No olvides calzado y ropa adecuadas, tiendas de campaña, sacos de dormir y pastillas para potabilizar el agua.

Existen muchos desiertos de sal en el mundo, pero ninguno tan grande e impresionante como el Desierto de Uyuni, “El paraíso en la Tierra”. Un accesorio imprescindible antes de embarcarnos en esta aventura es el GPS o por lo menos una brújula por si te desorientas en medio del salar. Un calzado de calidad será también un buen aliado.

El contacto con la naturaleza en el Amazonas es único. No olvides una mosquitera, una hamaca, un pantalón y camisa con sistema especial antimosquitos, un ahuyentador de insectos por ultrasonidos, calzado de trekking y un impermeable que bloquea el aire, transpirable y muy ligero.